LA IMPORTANCIA DE LA ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA PARA PROMOVER LA PREPARACIÓN DE LA MUJER GRÁVIDA PARA INICIAR SU PROCESSO DE EXPANSIÓN DE CONCIENCIA

February 12, 2017

 

 

 

 

 

Introducción


Uno de los aspectos que más han contribuido a mi interés sobre los temas relativos a la maternidad ha sido el darme cuenta, con mucha tristeza, de que las mujeres en general carecemos de información y apoyo social para vivir un embarazo que permita nuestro crecimiento personal y la expansión de nuestra conciencia.  Son varios los autores, entre ellos Laura Gutman (2003) y que están de acuerdo en que “nuestra sociedad valoriza ideológicamente el embarazo, al mismo tiempo que lo dessexualiza, representando a la mujer grávida como santa, llenándola, entonces, de homenajes y cuidados, tales como evitarle emociones fuertes, preocupaciones. Este tipo de comportamiento de la sociedad puede ser interpretado en ocasiones, como una discriminación, una fragilización”. 


La sociedad y lo peor, la mujer misma, ha perdido el sentido y el valor que el embarazo tiene, al ser éste una manifestación espiritual de su grandiosa posibilidad de dar vida y con ello, ha perdido noción del poder y fortaleza que posee. Solo en la medida en la que las mujeres reciban información, sostén y apoyo social, podrán retomar las riendas de sus maternidades.  Los grupos de apoyo  madre-madre son una buena alternativa para lograr un primer paso en este objetivo, pero deberán tomarse en cuenta los aspectos individuales de cada una de las madres gestantes, para lograr un apoyo y un sostén realmente efectivo.


________________



Los cambios psico-emocionales durante el embarazo


Una mujer embarazada no es la misma de antes y esto no es de extrañar.  Puesto que, tal como expone Silvia Cordeiro, la mujer, al estar embarazada, “desde el punto de vista psicológico, se encuentra en el cruce de uno de los periodos de transición que hacen parte de su desarrollo personal (junto con la pubertad y el climaterio)… Estas fases son consideradas inestables debido a las grandes modificaciones que envuelven tanto los aspectos sociales, como las nuevas adaptaciones emocionales, lo que hace necesario un reajuste interepersonal e intra-psíquico”.


Se sabe que las “transformaciones provocadas por la gravidez que se suceden en el transcurso del embarazo, son producto tanto de la mezcla de hormonas propias de este estado, como de la historia personal de cada mujer, así como las condiciones socio-culturales y afectivas que le rodean” (Maldonado) que son personalísimas y que en gran medida determinan la calidad del embarazo y posteriormente, del parto (Sabatino y Cordeiro).


De manera personal considero que sea cual sea su historia personal, su deseo o no del embarazo, su condición social y cultural y su concepto de la maternidad, toda la mujer embarazada sabe, siente, percibe y demuestra, que “algo” ha cambiado. Sin embargo no todas ellas son concientes de que a partir del momento de la concepción, están experimentando en su cuerpo-mente-espíritu no sólo el milagro de gestar una nueva vida--que es el cambio que la mayoría de nosotras percibimos e idealizamos-- sino que ese reajuste interpersonal e intra-psíquico (Sabatino y Cordeiro) debería dar como resultado una completa conexión con nuestro ser interior, que permitiera el crecimiento personal y la recuperación de la fuerza interior que ya no reconocemos como propia, puesto que esta sociedad patriarcal constantemente nos reprime.


El tomar conciencia de la gran oportunidad que tenemos las mujeres de transformarnos, crecer y madurar (Sarmiento) durante la gestación debe sin duda ser una experiencia casi mítica.  Pero la inmensa mayoría de nosotros desconocemos esta posibilidad y el gran potencial que tiene para nuestro desarrollo personal.  En nuestro tiempo, la mujer está, en general, “más preocupada por el aspecto exterior de su experiencia” (idem) lo que da como resultado que se “apaguen las posibilidades de que comprenda el significado profundo de su estado” (idem).


_______________


Mi historia personal


Tras un embarazo que transcurrió en la ignorancia (en cuanto a lo antes mencionado), una cesárea no deseada y una grave depresión post parto que ha tomado muchas horas de terapia y de auto análisis sanar, concluí que gran parte de mi frustración e ira –ambos detonantes de un estado constante de insatisfacción—provenía de justamente, haber atravesado tan irrepetibles momentos en mi vida tratando de reprimir mis instintos femeninos más primitivos y animales y con ello, mi instinto maternal.

 

Sin duda mi historia personal jugó un papel fundamental en cómo viví mi embarazo, mi “parto” y mi entrada a la maternidad.  Esto lo descubrí tras leer el libro de Laura Gutman La maternidad y el encuentro con la propia sombra (2003) y se ha reafirmado tras leer el artículo de Gisele Sarmiento "O Papel da Maternidade no processo de individuacao femenino".  Tanto el dejar de ser la hija para convertirme en la madre” como la neurosis consecuente de la adopción de un nuevo arquetipo y la falta de respeto social a las sombras que envolvieron mi proceso, resultaron enloquecedoras. Pero conforme fui aceptando las pérdidas que se implican en el cambio de identidad y reconociendo las sombras que forman parte de mi proceso, fui creando mi nueva identidad como madre.


Fue entonces cuando pude dar rienda suelta a mi corazón y a mi feminidad.  Todo comenzó a ser más simple, más claro, menos difícil y el flujo de mi maternidad tomó un precioso cauce.  ¡Nadie me enseñó a hacerlo, simplemente, di paso a lo que dictaban mis entrañas y resultó que la Ileana tan racional quedó relegada a un segundo y maravilloso plano! Entonces nació un “nuevo ser”, que puede sin duda ser resultado de ese proceso de introspección y que me permitió “avanzar en mi proceso de individualización” (Sarmiento).


Las vivencias personales que aquí narro (de forma extremadamente breve) resultaron no solo en la concienciación de lo que la maternidad ha significado para mí, sino que me dieron la luz para descubrir mi verdadera vocación.


Los cursos psicoprofilacticos


Yo tomé un curso de psicoprofilaxis perinatal que, en aquel entonces, se me hizo “bastante completo”.  Sin embargo, tras las dificultades que ya he expuesto, comencé a preguntarme si en realidad aquél curso había servido para algo.  Una serie de informaciones técnicas sobre el proceso gestacional y descripciones detalladas sobre contracciones uterinas, fases del trabajo de parto, respiraciones a utilizar para sobrellevar el dolor y alguna que otra técnica de relajación, definitivamente no fueron suficientes.  Yo hubiera querido que alguien me pusiera al tanto de que las sensaciones tanto positivas como negativas que experimenté durante la gestación y tras el nacimiento de mi hija, eran normales, comunes a muchas mujeres y que ese era un buen momento para enfrentar mi pasado personal, revisar y comenzar a sanar carencias afectivas de mi infancia y ayudarme a conectar conmigo misma.


Entonces me surgió la idea de que crear un curso psicoprofiláctico que incluyera este tipo de apoyo y, con gran sorpresa, he encontrado en el artículo de Sabatino y Cordeiro, una referencia sobre Tereza Maldonado, quien ha incorporado el modelo denominado Intervención Psicológico-Educacional, que incorpora componentes del método psicoprofiláctico, que logra reducir la ansiedad de la gestante y promueve el alcance de nuevos niveles de integración y madurez personal.  El trabajo que realiza el Grupo de Parto Alternativo do Departamento de Tocoginecologia da Facultade de Ciencias Medicas da Unicamp, al preparar a las parejas mediante cursos teórico-prácticos para promover que el periodo grávido-puerperal sea vivido en armonía, es maravilloso (y quisiera conocer más sobre él).  Preparaciones para la maternidad como éstas son modelos inspiradores y que dan una luz de esperanza para que las mujeres podamos tomar conciencia del gran significado de la maternidad. Definitivamente, estas dos referencias serán claves en el futuro de la asociación civil que en la actualidad estamos creando en Cancún.


Estoy convencida de que este tipo de cursos pueden contribuir a que la mujer tenga la oportunidad de conectarse con ella misma desde el periodo gestacional e incluso, desde antes de estar embarazada.  Informar a la mujer sobre la importancia que tiene trabajar en asuntos “pendientes” de su vida pasada, su infancia y su preconcepción de la maternidad son fundamentales para ayudar a que el proceso de “ruptura del alma” (Gutman, 2003) que tiene lugar tras el nacimiento de un hijo, sea menos abrupto y, posiblemente, un menos doloroso encuentro con sus sombras.


La atención individualizada


Los grupos de apoyo madre-madre pueden ser un espacio maravilloso para que las gestantes compartan experiencias, miedos, ansiedades, sueños y anhelos.  Creo que pueden ser muy efectivos en la reducción de la ansiedad y de los sentimientos de culpa que se generan por la ambivalencia afectiva (Maldonado, el que nos dio Betina).  Sin embargo, uno de los comentarios más enriquecedores del curso hasta ahora fue el de Betina Bitar, quien dejó claro que: puesto que “para algunas mujeres ese proceso (el embarazo)acontece de forma muy tranquila e intuitiva, ellas consiguen comprender y aceptar con facilidad lo que les acontece.  Otras no tienen esa misma facilidad y precisan ser ayudadas. Para muchas mujeres informar sobre los cambios esperados en la gestación es un gran paso, más no siempre es suficiente… simplemente hablar de que este tipo de sentimientos es común a las gestantes, ayuda, más no facilita la toma de conciencia…”


La toma de conciencia es un paso muy personal y nuestro papel es simplemente facilitar e invitar a que la mujer grávida reflexione sobre sus propios sentimientos, para que “se escuche a sí misma y se comprenda” (Betina Bittar) Nuestro papel como profesionales es, para Betina Bittar, estimularlas a caminar solas y a descubrirse. Esto es realmente, trabajar por una gestación más humana.

 


Ileana Solares. Monografía presentada como conclusión de Curso Humanización, Módulo Gestación (desde 2011 este es un curso independiente) el 15 de mayo de 2007. Ileana Solares Leal vive en Cancún, México.

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

ONDE ESTÁ?

July 6, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts

April 20, 2020

December 2, 2019

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags