PARTO HUMANIZADO: UNA CUESTIÓN DE RESPETO

August 23, 2019

El parto es el momento más importante en la vida de una mujer y su familia, y hacerlo de manera respetada y humanizada valora el mundo afectivo y emocional de sus protagonistas: la mamá, el bebé y su papá, sin dejar de lado a aquellas personas que participan con felicidad de este nacimiento. En el parto respetado es vital considerar los deseos y necesidades de las mujeres o parejas, otorgándoles la libertad para tomar decisiones sobre dónde, cómo y con quién parir.

 

Actualmente, y a pesar del esfuerzo de muchos, la mayoría de las mujeres desconocen esta práctica y lo que es peor aún: sus derechos. Gilda Vera, es la partera uruguaya que trabaja desde hace 10 años como Coordinadora de la Red Latinoamericana de Humanización del Parto y Nacimiento. Gilda asegura que “son 10 años de tratar de ayudar a muchas mujeres que están buscando un parto normal o humanizado (…) somos un montón de profesionales trabajando en Red y estamos convencidos de que este parto es lo mejor, lo que falta es llegar a las mujeres masivamente”.


Gilda Vera cuenta también que, como profesionales de la salud, deben  acompañar a la mujer durante todo el proceso de

embarazo y es aquí donde debe efectuarse el trabajo más arduo. “Hay que preparar a la mujer para que no viva el parto como traumático o con cargo de conciencia si se debe practicar una operación cesárea, hay casos en los que es inevitable”.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación promueven la implementación de la ley nacional 25.929, aprobada en 2004, que establece en forma taxativa los derechos que tienen las mujeres en relación con el embarazo, el trabajo de parto y el posparto y a ser informadas sobre las distintas intervenciones médicas de manera de poder optar libremente.

Con respecto a este tema, Vera afirma que “Es importante que se ponga en conocimiento esta ley, para que así cada  mamá, defienda su derecho a no ser invadida. Una mujer que tiene miedo, no disfruta del parto y muchas veces pide una operación cesárea. No podemos olvidarnos que se trata de una cirugía mayor, y como tal,  implica mucho más dolor que un parto natural, tiene más riesgos y exige al recién nacido llegar al mundo en un momento en que no está listo”.

El desconocimiento de los derechos y la falta de información han creado “falsas reglas” respecto a los partos, según lo determina la Organización Mundial de la salud. Vamos a desmitificar algunas:


- No existe justificación en ninguna región geográfica para que más de un 10 al 15% de los nacimientos sean por cesárea.

- No en todos los casos se requiere una cesárea después de una cesárea anterior.

- No existen pruebas de que el monitoreo durante el trabajo de parto  normal tenga efectos positivos en el resultado del embarazo.

- No está indicado el afeitado de la región púbica ni los enemas preparto.

- No es necesario adoptar la posición de litotomía (acostadas boca arriba).

- Si bien es beneficioso caminar durante el trabajo de parto, es una elección, como así también la posición que quiera asumir.

- No se justifica el uso rutinario de la episiotomía (incisión para ampliar la abertura vaginal).

- No deben inducirse (iniciarse por métodos artificiales) los partos por conveniencia. La inducción del parto debe limitarse a determinadas indicaciones médicas.

- Debe evitarse durante el parto la administración por rutina de fármacos analgésicos o anestésicos que no se requieran específicamente para corregir o evitar una complicación en el parto. 

- El bebé sano debe permanecer con la madre cuando así lo permita el estado de ambos. Ningún procedimiento de observación del recién nacido justifica su separación.

- Debe fomentarse el inicio inmediato del amamantamiento, inclusive antes de que la madre salga de la sala de partos.


Muchos de estos puntos, no se cumplen porque la mamá está desinformada y el obstetra o partero también, o por el contrario, está informado y decide no adherirse a estas medidas.

Laura Cao, es una partera mexicana que practica partos domiciliarios y  en conversación con Todo Salud decía lo siguiente: “Hay muchas mujeres que luego de una cesárea piensan que se les ha robado el derecho a elegir como parir (…). Y con respecto a las parteras que defienden el protocolo médico pese al sufrimiento de la mujer, yo les diría que analicen la motivación que las llevó a elegir esta carrera”


El parto en casa


Elegir un parto domiciliario significa para muchas mujeres sentirse cómodas y seguras con sus objetos y lugares conocidos, esto les da libertad, decisión, intimidad y protagonismo.  En la provincia de Mendoza hay profesionales capacitados para asistir partos domiciliarios. Fernanda Ruiz  es Lic. en obstetricia y es una profesional de las tantas que optaron por estar más cerca de las mujeres que del sistema médico, y que toman al parto como algo natural y no como una situación de riesgo. “Este tipo de partos le brinda mucha naturaleza a la mujer, es un momento que está cargado de emociones, intimidad y confianza (…) En todos los partos domiciliarios se controlan los signos clínicos, y se tienen en cuenta todos los recaudos para evitar complicaciones, es por esto que para mi es un parto más seguro (..) cuando uno mete mano en la naturaleza hay algo que se desvía, para bien o para mal, pero se desvía. La naturaleza es sabia. (…) Con las mamás que quieran un parto en casa, siempre está programado un plan B, porque pueden aparecer complicaciones (…) La mamá tiene que parir cerca de un hospital o en su defecto se trata de combinar con la guardia del hospital mas cercano”.

Parto humanizado significa reconocer a padres e hijos como verdaderos protagonistas, no intervenir rutinariamente en este proceso natural, reconocer y respetar las necesidades individuales de cada pareja y el modo en que desean transcurrir esta experiencia,  respetar la intimidad del entorno durante el parto y el nacimiento, favorecer la libertad de posición y movimiento de la mujer durante todo el trabajo de parto, promover el vínculo personalizado entre la pareja y el equipo de asistencia profesional, cuidar el vínculo inmediato de la madre con el recién nacido, evitando someter al niño a cualquier maniobra o exámenes innecesarios. Parto humanizado significa respetar por sobre todas las cosas, la decisión de esa familia que nace o crece.


Fuente: Publicada el 03 DE JULIO 2010, 20:46 En TodoSalud.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

ONDE ESTÁ?

July 6, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts

April 20, 2020

December 2, 2019

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags